Otra ventaja de los edredones nórdicos: son antialérgicos

Ya escribí allá por el mes de noviembre sobre lo bueno que son los edredones nórdicos. Pero ahora que lo estoy usando todas las noches, me acabo de dar cuenta de que se me acabaron los ataques de alergia de madrugada. Me solía despertar sobre las 5 de la mañana con  tremendos picores en la garganta y en los oídos. A menudo me preguntaba por dónde entraba el polen, ya que tenía las ventanas y las puertas cerradas. Pero ahora sé que todo era por culpa de las mantas tradicionales, que  por su textura de pelitos cogen mucho más polvo y son mucho más difíciles de mantener limpias que los edredones.

Los edredones son muy higiénicos, están siempre limpios, son lisos, ahí no se agarra nada, no penetra nada y además se guardan en una funda que los protege y que se lava periódicamente. Así que si en mi anterior entrada os recomendaba los edredones por comodidad, hoy os los recomiendo además por salud y bienestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: