¿Lanzarote… o Manriquete?

¡Qué suerte la mía! He estado 4 días en Lanzarote, apoyando el sector turístico. Me ha parecido estar en otro mundo, debido al paisaje volcánico de la isla. En efecto, sus numerosos volcanes estuvieron en erupción durante 2000 días desde 1730 a 1736, dejando un paisaje ennegrecido y casi estéril por doquier.

La huella del artista César Manrique se deja ver en todos los rincones. Cuentan que estando estudiando en Nueva York se ilusionó con transformar su isla natal, Lanzarote, considerada la Cenicienta de las Canarias, en un encantador paraje con muchos atractivos. ¡Y lo consiguió! Los Jameos del Agua, el Jardín de Cactus, el Mirador del Río, los juguetes de viento, los símbolos diseñados por él cómo por ejemplo el Diablo del Timanfaya, sin olvidar la Fundación que lleva su nombre situada en una  extraordinaria casa que diseñó sobre 5 burbujas volcánicas en un mar de lava, un terreno por el que nadie hubiera dado un duro.

Por eso digo yo que a lo mejor tendrían que cambiarle el nombre a la isla… Lanceloto lo único que hizo fue pasarse por ahí un día allá por el siglo XIV, mientras que Manrique ha sabido resaltar la belleza natural de la isla gracias a su acertadas intervenciones artísticas y urbanísticas y a su profundo amor a su tierra natal.

Os dejo con una foto de la bella piscina blanquísima que Manrique creó en los tubos volcánicos llamados “Jameos del Agua”

Piscina de los Jameos del Agua

Piscina de los Jameos del Agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: