Encinasola, reunión familiar en el cementerio

Hay que empezar por decir que mi suegro, fallecido hace 6 años ya,  era “marocho”, ¡no es nada malo!, significa simplemente que había nacido en Encinasola (Huelva). Por este motivo, su viuda y toda su descendencia se reunieron con él en el cementerio de su pueblo natal el día de su santo, es decir el día de San José.

 

Es una vista muy parcial del cementerio de Encinasola ya que hay varias calles como esta y otras en construcción

Había 4 generaciones…

 

A la derecha Julia, la última nieta, y a la izquierda Pablo, el primer bisnieto. Cristina, su mamá, es la nieta mayor.

Hubo hasta un regalito para el abuelo, ¡claro, normal, como era su santo! Sus hijos colocaron un jarrón en el frontal de su lápida para que las flores le luzcan más bonitas.

El jarrón, minimalista, es el de acero inoxidable que se ve a la derecha.

La parte espiritual del día terminó con una misa en la Iglesia de San Andrés de Encinasola. Aquí vemos su retablo y el sacerdote quien, cosa curiosa, es originario de Polonia.

Retablo de la Iglesia de San Andrés, Encinasola, Huelva

Seguidamente nos dirigimos en varios coches hacia la casa de acogida Villa Onuba, situada cerca de Fuenteheridos, otro pueblo de la provincia de Huelva, dónde tuvo lugar la parte más festiva del evento.

Seguro que os cuento algo de ello, con lo que me gusta darle a las teclas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: