Nueva adquisición: aerógrafo

26 noviembre, 2016

Hemos comprado recientemente un aerógrafo. Bueno, creo que se le puede calificar de mini aerógrafo según he visto en algunas páginas. Mi marido es el que en principio lo quería, entre otros, para la terminación de sus pequeños torneados de madera y otras figuras que le gusta fabricar.

airbrush-24225_1280

Pero estoy pensando que yo también debería de aprender a utilizarlo para pintar cuadros, cajas de cartón o de madera, bandejas, etc. con plantillas. He visto vídeos dónde hacen pequeñas maravillas y me ha entrado el gusanillo a mi también! Tanto mejor pues así le sacamos más provecho utilizándolo los dos!

Este aerógrafo en concreto trae su compresor que es la pieza más cara del conjunto y también una pistola de doble acción. En la pistola de doble acción la aplicación de aire y pintura se controla de forma independiente con el gatillo. Pulsando el gatillo hacia abajo se regula la salida de aire; mientras que tirando de él hacia atrás se controla la cantidad de pintura.

Sabéis que un aerógrafo como este se puede usar para tartas, uñas, tatuaje, maquillaje, modelismo, camisetas y hasta spray de bronceado?

Ya os contaré como nos va cuando lo hayamos estrenado. Es que en este momento estamos viendo qué pintura podemos adquirir y creo que, de momento, para practicar y probar, vamos a comprar estas pinturas acrílicas que tienen un precio más que razonable.

Anuncios

Hornillito de alcohol casero

17 octubre, 2013

He pensado enseñaros hoy este hornillito de alcohol que ha fabricado mi marido el otro día con unas latas de cerveza. Aparte fabricó también una pequeña estructura para sujetar un cazo o una pequeña sarten encima del hornillito:

Imagen

Este es el hornillito abierto y listo para usar. Dentro se le ha echado alcohol:

Imagen

Lo colocamos en medio de la pequeña estructura sujeta-cazos:

Imagen

Ya está! El hornillito encendido, el cazo encima y el agua hirviendo:

Imagen

Imagen

Detalle de la llama:

Imagen

Una vez terminado, podemos prepararnos un cafelito con el agua caliente y procedemos a apagar la llama con la tapadera preparada al efecto:

Imagen

Esta tapadera también sirve para guardar el hornillito hasta la próxima vez sin que se evapore el alcohol que todavía contiene ya que está muy ajustada.

¿Qué os parece? Chulo, verdad?


¡Ya tengo polipasto, yupi!

14 enero, 2013

Aunque hace apenas unos días nunca había oído esa palabreja… ahora tengo uno en la mismísima puerta de la cocina, la que da al patio. Pero dejemos que nos diga la Sra. Wikipedia de que se trata:

“Se llama polipasto a una máquina que se utiliza para levantar o mover una carga con una gran ventaja mecánica, porque se necesita aplicar una fuerza mucho menor que el peso que hay que mover. Lleva dos o más poleas incorporadas para minimizar el esfuerzo.”

Polipasto

El otro día nos sirvió para pesar unos limones que habíamos recogido de nuestro limonero :

Pesando limones

A ver, a ver… ¿Cuanto pesa ese cajón de limones?

Peso

Mmm. 19 kilos… No está nada mal.

Un uso muy interesante de este artilugio es cuando alguien vaya a viajar en avión. Podrá pesar sus maletas y asegurarse de no tener que pagar ningún recargo a la compañía aérea de turno.

Ni que decir tiene que cuando no está en uso, se desmonta todo y sólo quedan los 2 ganchos en el techo.


Arte por todos los costados

8 julio, 2012

Mi cuñada Lala ha pintado este “cuadrito” para regalarselo a su hermana Loli y he tenido el honor de disfrutar de él durante un tiempo en casa porque mi marido José Ángel ha sido el encargado de enmarcarlo y prepararlo para colgar.

He aquí cómo ha quedado el marco y la parte de atrás, un trabajo verdaderamente bien hecho

Pero bueno, lo más importante es la obra de arte de la pintora, ya que si no hay obra no hace falta ningún marco, así que vamos a descubrirla… Como veréis es arte abstracto… pero no por ello tiene menos horas de trabajo…

¿Os gusta?


Bricolaje: cambiar las ruedas a una puerta corredera

7 junio, 2012

Cuando las puertas correderas se atascan demasiado y cuesta mucho trabajo deslizarlas es muy probable que tengan gastadas las ruedecitas que llevan en la parte de abajo. Hay que sacar la puerta y desmontar el marco inferior.Se puede utilizar un taladro o bien un       destornillador eléctrico para facilitarnos la tarea. A mi marido le encanta la marca Bosch para eso.

Ahí veremos que se alojan varias ruedas como estas y que son las que hay que sustituir por unas nuevas:

Luego volvemos a montar el marco y colocamos la puerta en su sitio. Y a disfrutar de unas puertas que se deslizan como si tuvieran puestos unos patines!


A %d blogueros les gusta esto: